Archivo

Posts Tagged ‘quevedo’

Poesía en las calles


Auténtica poesía urbana. Destrozo del entorno urbano. Las pintadas callejeras han generado, desde siempre, sentimientos encontrados dependiendo de la calidad y el contenido de las mismas. Centrémonos en algunas de las más llamativas, ingeniosas y divertidas.

Nuestros sueños no caben en sus urnas. Auténtico lema anarquista que ha logrado traspasar el ideario político, siendo comprendido y aceptado por buena parte de la juventud que siente que el sistema político no les permite desarrollarse plenamente como personas. En la actualidad incluso ha motivado grupos de facebook que llaman a la abstención en todas las citas electorales.

Podrán cortar las flores, pero nunca matar la primavera. Frase de Ernesto “Che” Guevara (en la línea de la búsqueda de la arena de playa bajo los adoquines en el mayo del 68) auténtico luchador e intelectual que jamás imaginó que su efigie acabaría convirtiéndose en merchandising de mercadillo.

Pero sigamos con la alta intelectualidad, y pasemos ahora a unos auténticos versos, que con rima incluida, llamaban a la huelga de 2003 en tierras vallisoletanas: Ni Bustamante ni Bisbal, huelga general. Ni Cándido Méndez ni José María Fidalgo se llegaron a pronunciar nunca al respecto, pero puesto que tampoco censuraron nunca esta pintada, hay que pensar que, o su favorita siempre fue Chenoa, o que, tras la expulsión de Juan Camus, OT dejó de tener importancia para ellos.

Fuente foto: http://www.atinachile.cl

Los anarcopunks también tienen su sitio en los muros de las grandes ciudades, y en un alarde de valentía y de crítica totalmente constructiva, uno de sus integrantes llegó a firmar: Anarcopunks. Destruye y huye.

En tierras alcarreñas, las preocupaciones eran otras, y el ecologismo y los grupos antinucleares también hicieron sus pinitos poéticos, regalándonos las siguientes rimas: Con Trillo y con Zorita nos dejarán la tierra frita. El caso es saber si en Japón habrán conseguido hacer un haiku de tal calidad incluyendo la siempre difícil palabra de rimar Fukushima.

En una época globalizadora y multiétnica como la que nos encontramos, era de esperar encontrar frases alusivas a la inmigración. Y con una frase muy bien construida, crítica con los nacionalismos exacerbados, nos hicieron disfrutar con este llamamiento: Inmigrantes, no nos dejéis solos con los españoles.

Y para finalizar, dos pruebas de que las pintadas no son una entelequia moderna, sino que hunden sus raíces en los siglos de la historia. En pleno Siglo de Oro español, era común que los dueños de las viviendas pintaran cruces en sus fachadas para evitar que la gente orinara en ellas. Pese a ello, parece ser que Quevedo continuó su práctica de miccionar en una esquina que tenía por favorita. Por ello, el dueño de la casa en cuestión puso un cartel en el que se podía leer: “Donde se ponen cruces, no se mea”. A lo que Quevedo, respondió igualmente por escrito: “Donde se mea, no se ponen cruces”.

En plena transición política española, pudo leerse en una fachada la siguiente inscripción derechista: Vamos a matar al cerdo de Carrillo. Rápidamente, desde la izquierda, fue contestada con mucho humor e inteligencia: Cuidado, Carrillo, te quieren matar al cerdo.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: